Portada » Momento #últimocapítulodeFriends

Momento #últimocapítulodeFriends

Desde hoy estoy ya definitivamente desplazada. Esta tarde mi familia y yo hemos vivido un momento #últimocapítulodeFriends y hemos echado una última ojeada a nuestra casa vacía… Impresiona. Veinte años hemos pasado allí y, en unos meses, cuando volvamos, seguirá siendo nuestra casa, pero tendrá otra cara. Estará más bonita, más cómoda, más actual… Es un cambio ilusionante, pero no puedo dejar de ver en mi cabeza un montón de imágenes de todo lo vivido allí en este tiempo y a todas esas personas que nos han acompañado en momentos importantes, divertidos, difíciles y también tristes. Aquel piso fue nuestro primer proyecto serio como pareja: ese sería el lugar donde edificaríamos nuestro hogar.

Recuerdo los nervios al volver de nuestro viaje a Londres, porque durante nuestra ausencia nos habían colocado los muebles del salón. Estaba como esta tarde cuando lo hemos dejado: completamente vacío. Qué dos momentos tan distintos en idéntico espacio.

Transcurrido un tiempo y varios viajes más, nuestra casa recibió a nuestra primera hija. Dos años después, nos cedió el despacho para que nuestra chiquitina tuviera también su espacio propio. En ese pasillo tan ancho, Violeta repetía en bucle su ritual de alimentar, abrazar y acostar a su Nena, en su sillita de madera con flores pintadas. Contra aquel mueble del salón, Olarizu -comprometida a muerte con su chupete- se hizo bípeda a base de constancia y ganas de ser autónoma para tener más posibilidades de liarla, menudo bichillo…

Vimos crecer a nuestras hijas y nos vimos crecer el uno al otro. Hace más de siete años, contemplábamos bajo la mesa del sofá las primeras siestas de Baloo, cuando tan solo era un cachorro gordito, ya tan cariñoso y familiar como lo es ahora. Por cierto, que Baloo no se halla en este apartamento en el que, cada vez que se mueve, sus patitas taconean sobre la tarima. De repente y sin consultarle, le hemos arrebatado sus esquinas y las mesas que le han dado cobijo durante todo este tiempo.

Nos hemos pasado la Semana Santa preparando cajas, descartando, reciclando y redefiniendo la relación entre cosas y recuerdos: no necesitamos tantas cosas para mantenerlos vivos. Lo importante no necesita de nada físico que lo evoque, aunque es cierto que, en algunas ocasiones, reconforta tener algo que poder tocar y a través de lo cual transportarnos a algún lugar o junto a alguien, o hasta el mismo centro de aquella emoción que nos hizo sentir de tal o cual manera. Si no fuera tan agotador desmantelar una casa, sería un ejercicio que plantearse cada cierto tiempo para situar las necesidades y las prioridades.

Escribo esta entrada rota de cansancio sobre un sofá que aún no siento mío, pero en el que me siento bien. No obstante, cuando pasen estos meses y podamos volver a casa, lo primero que haré será colocar nuestro marquito amarillo, buscar la caja de cartón donde escribimos «DVDs» y localizar la vuelta a ese otro momento: primera temporada, primer capítulo #casa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Macarena Domaica Goñi +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba