Portada » Pasan cosas buenas

Pasan cosas buenas

Ayer por la mañana iba con una de mis niñas en el tranvía charlando de la vida y abonando el terreno para ofrecer uno de esos “rollitos de mamá”, que dicen mis hijas y que sé que les encantan.

Ella decía que a ver si se acababa este año horrible y yo le decía que para mí no había sido un año horrible. Se echó las manos a la cabeza: “¡A ver, mamá!: ¡Estamos en medio de una pandemia mundial!”. Le contesté: “¿Crees que antes de marzo no había personas que morían de hambre todos los días, pueblos en guerra desde hace tantos años que no recuerdan lo que es vivir en paz, personas que huyen de la miseria o de la persecución política…?”. Me cortó. Estaba a punto de empezar un rollito de mamá.

Charlamos unos minutos más sobre esto y sé que me la acabé llevando a mi terreno en la teoría. En la práctica, no esperaba que una adolescente se comprometiera a tope con intentar descubrir semillas de felicidad bajo la tierra que sus playeras pisan cada día. Después me quedé un rato pensando en mi 2020 no horrible.

Vivo en este mundo, estoy informada, miro a mi alrededor, practico la empatía, la compasión y el compromiso con la ayuda mutua todo lo que puedo. El mundo está raro, la gente está sufriendo y hay problemas: por el coronavirus y por otro montón de cosas que ya estaban antes. No me hago la loca. Yo misma –como no podía ser de otra manera- tengo problemas y gente muy cercana a mí que lo pasa mal. Pero yo no quiero dejar de reconocer –porque es verdad y porque necesito hacerlo- que en este año 2020 me están pasando un montón de cosas buenas también.

Me agarro fuerte a esas alegrías que me está dando la vida y mi gente, porque me niego a dejarme llevar por la corriente del miedo y el apocalipsis, y la nostalgia de un enero que arrancó haciéndonos creer que este 20-20 iba a ser la pera. Por imperativo humanitario y por respeto diré que no, no está siendo la pera; pero pasan cosas buenas, a mí me están pasando cosas buenas.

Hay días que tengo que esforzarme mucho para verlas y otros, me caen del cielo. Ayer llovió felicidad en mi jardín: recibí una foto de mi bicicleta en construcción y lancé al mundo que mi segunda novela había visto la luz. Pasan cosas buenas. Junto a las malas y las regulares, pasan cosas buenas.

Hago ejercicios mentales de captura de pantalla de esos momentos que me hacen sonreír y me llenan el alma de ganas. Lo hago porque no quiero caer en el desánimo que gana terreno en las calles y en las tertulias informativas, porque necesito la energía que me da estar en paz y sacarle brillo a los días; porque todo lo que me hace bien a mí, hace bien a las personas a las que quiero y, sobre todo, a las que, tan cerca de mí, están sufriendo.

Todos los días pasan cosas buenas. Junto a las malas y las regulares, pasan cosas buenas.

2 comentarios sobre «Pasan cosas buenas»

  1. Querida Macarena, qué ánimo trasmiten tus palabras y qué cierto! Yo también me considero una afortunada, aun en medio de toda esta locura, los que estamos bien y no nos ha ido mal deberíamos ser agradecidos. Lo que pasa es que veces , lo admito, me siento mal de decirlo delante de la gente, porque a veces la reacción es esa “¡…pero estamos en medio de una pandemia!” y no hay que dejarnos ganar terreno en nuestro optimismo, no….

  2. Gracias, Sara, amiga. Creo que tenemos que ser capaces de infundir esperanza porque solo así podremos con esto. A por ella, que la vida se escribe cada día. Un abrazo fuerte ❤️❤️❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Macarena Domaica Goñi +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba