Portada » Un abrazo de brujas

Un abrazo de brujas

Tenía una risa fuerte, escandalosa, brava. Una voz potente cuando se dirigía al auditorio y cuando cantaba junto a otras brujas. Es lo primero que me viene a la cabeza cuando pienso en ella.

Y cuando la siento, lo que me viene al corazón es de nuevo su voz: dulce, melodiosa, limpia; cristalina como agua de río.

Detalle de la contraportada de Brujas bailando el tango

Conservo unos cuantos archivos de audio de los que no podrá marcharse; aquellos comentarios en los que me entregaba un relato emocionado, su nobleza, su fragilidad y su agradecimiento por mi historia, antes de enfrentar el tramo final de Brujas bailando el tango.

Decidió marcharse hace unos meses, pero yo no lo he sabido hasta hoy. Se me ha roto el corazón. En mis entrañas he sentido formarse un embudo en el que colapsaban las conversaciones que tuvimos en su casa, en la calle, por Telegram… De forma inconsciente, he seleccionado escenas de aquellos momentos en los que hablábamos de cosas importantes desde el altavoz del alma; ese que solo funciona cuando se está frente a alguien que merece el depósito de las confidencias, los miedos y la exposición de las heridas que no cierran y que nos hicieron ser quienes somos.

Recién empezado 2021, un día me escribió para despedirse: tenía proyectos en otra ciudad y quiso regalarme un hasta la próxima: «Te deseo salud, amor, equilibrio y muchos proyectos e ilusiones, Macarena. Nos encontraremos. Yo por de pronto…..te leeré, querida blanca vitoriana. Un abrazo enorme».

Me sentí contenta por ella, por su ilusión, por lo prometedores que se presentaban los cambios en su vida: «Te mando un abrazo fuerte, fuerte, con mis mejores deseos, linda. Me ha encantado conocerte 💜💜💜💜💜💜💜💜💜💜💜», le respondí.

Un mes y pico después, pensé en ella y fui yo quien contactó: «¿Cómo estás?, ¿cómo te va?». Recibí como respuesta un archivo con su voz, su alegría, su calidez y sus planes. Estaría viniendo los lunes por la tarde y alguno de ellos podríamos encontrarnos, tomarnos algo, charlar… Pero fuimos tachando los lunes y no volvimos a vernos. Mi último mensaje quedó sin respuesta, no sé siquiera si llegó a verlo.

Hoy me he fundido en un largo abrazo de brujas, para compartir el dolor por la pérdida de una mujer tan bonita, tan grande. Qué pena, querida. Me encantaban tus reflexiones, tu manera de compartir conocimiento, emociones y pura vida.

Con estas líneas van mis brazos abiertos a tu recuerdo. ¿O pensabas que me iba a quedar sin un último abrazo de brujas? Me encantó conocerte 💜

«Así que le canto a los coherentes,
a los humildes que buscan la paz,
a los seres sensibles que cuidan de otros seres y saben amar,
a todos los que luchan por nuestros derechos,
miran a todo hombre igual;
a quienes no me juzguen
y a quienes estén dispuestos a compartir».

Extracto de la canción Girasoles, de Rozalén.

Un comentario sobre «Un abrazo de brujas»

  1. Preciosa despedida para una persona con una sensibilidad muy especial. Ha sido un gran regalo conocerla, compartir vivencias y reflexiones con ella. Desde allá donde esté, nos sigue cuidando, protegiendo y enviándonos su luz y su energía. La siento. Su gran legado queda en nuestras manos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Macarena Domaica Goñi +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba